Rusia: Información sobre la visa

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa Electrónica

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Como es sabido, Rusia es el país más grande del mundo, con un poco más de 17 millones de quilómetros cuadrados. Es, además, un país transcontinental que ocupa parte de Europa del este y la parte norte de Asia. También, prueba de su tamaño, son los once husos horarios que lo atraviesan.

La prehistoria rusa tiene miles de años y, a medida que los hielos del Ártico se derriten, siguen apareciendo fósiles y vestigios de antiguos poblamientos. Más adelante en el tiempo, la antigua Grecia tuvo gran influencia en este territorio debido a los intercambios comerciales y a algunos exploradores griegos. Luego de los reinos de Oium y Hunos, es el reino del Bósforo el que se instala allí, y hasta el siglo X d. C. los jázaros habitaron la cuenca del río Volga. Sin embargo, los antepasados directos del pueblo ruso fueron las tribus eslavas que se desarrollaron durante la Edad Media. Estas tribus migraron hasta que lograron ocupar Rusia, e incluso, incorporar a sus tribus algunas de las que ya existían en esas tierras. También llegaron a este territorio poblaciones de vikingos suecos llamados varegos. Todos ellos formaron el Rus de Kiev. En los siglos XI y XII se producen importantes cambios poblacionales: los pueblos kipchak y pachenego desplazaron a las tribus eslavas y así se disolvió el Rus de Kiev, dando lugar a una invasión mongola. Los mongoles lograron mantenerse en el poder durante más de doscientos años. Los siglos XIII y XVI fue el período del Gran Principado de Moscú. Hacia el siglo XVI, y gracias al liderazgo de Iván el Terrible, se anexaron tres territorios: el Kanato de Kazón, el Kanato de Astracán, y el Kanato de Siberia, formando así una Rusia extensa con una gran diversidad de pueblos y etnias. Hacia finales del siglo, los crimeos y otomanos invadieron Rusia, pero fueron vencidos. Durante el siglo XVII, Rusia no hizo más que seguir expandiéndose, ahora con la ayuda de los cosacos, quienes brindaban sus servicios militares. Gracias a ellos, se logró la colonización de los territorios de Siberia. El Imperio ruso se estableció y se convirtió en una potencia mundial a partir de la década de 1720.

Durante los siglos XVIII y XIX, Rusia continuó anexando territorios, si bien perdió algunos, como Prusia, Georgia o Azerbaiyán, entre otros. Ya en el siglo XX, se formó la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), la cual duró desde el año 1921 hasta su disolución en 1991.

Desde la caída de la URSS, el turismo ha crecido exponencialmente en el país, convirtiéndolo en uno de los más visitados. Si bien Rusia recibe turistas de absolutamente todo el mundo, la mayoría de ellos provienen de Ucrania, Kazajistán, Uzbekistán y Tayikistán, entre otros.

Hay más de 50 países que no necesitan tramitar un visado para ingresar a Rusia. Aquellos que sí lo necesitan podrán hacerlo de manera personal en la embajada o el consulado correspondiente. Sin embargo, desde el año 2017 se comenzó a implementar la visa electrónica, que se tramita a través de internet de una manera muy fácil y rápida. Debido a la extensión de Rusia hay infinidad de lugares para visitar o actividades para realizar. Sin embargo, algunos de los imperdibles incluyen lo siguiente:

  • Kremlin: el Kremlin es un edificio emblemático de Moscú, rodeado por el río Moldova, la Plaza Roja y los Jardines de Alejandro. De hecho, es un conjunto de edificios entre los que se encuentra el Gran Palacio del Kremlin, residencia oficial del presidente. En el año 1990 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

  • La Plaza Roja: también ubicada en Moscú, la Plaza Roja es uno de los lugares más visitados. En el barrio histórico comercial, frente al conjunto de edificios del Kremlin. Su nombre en ruso es Krásnaya desde el siglo XVIII, y si bien krásnaya se traduce como "roja", en este caso deriva de krasnyi que en ruso antiguo significaba "hermosa". En ella se encuentra el Mausoleo de Lenin.

  • Catedral San Basilio: frente a la Plaza Roja se encuentra la Catedral San Basilio, otro gran emblema de Rusia y de Moscú. En el año 1554 Iván el Terrible dio la orden de comenzar a construir esta catedral, para cumplir con una promesa.

  • Teatro Bolshói: también en Moscú y fundado en 1776. Se puede visitar con un guía turístico, o bien, comprar una entrada y presenciar una de las funciones de alguna obra en cartelera en este mágico teatro.

  • Vladivostok: Esta es una ciudad portuaria con costas al mar de Japón, que alberga el puerto más grande de toda Rusia. Con una gran infraestructura, esta ciudad posee variedad de museos, monumentos, universidades, etc.

  • Lago Baikal: si nos referimos a las atracciones naturales de Rusia, no podemos dejar de nombrar el Lago Baikal que contiene el 20 % del total de agua dulce de todo el mundo. Además, su agua es de tal calidad que hasta hace poco se la consideraba potable sin necesidad de tratamiento alguno. Sin embargo, en los últimos años se han registrado puntos de contaminación. A su vez, es el quinto lago más largo y el más profundo del planeta.

  • GUM: también en Moscú y dirigido a todos aquellos que aman ir de compras cuando están de vacaciones. Es el centro comercial más grande del país.

  • Transiberiano: finalmente, no podemos dejar de nombrar el ferrocarril Transiberiano. El Transiberiano nace de la necesidad de mejorar la comunicación en un país tan extenso como lo es Rusia. Este ferrocarril une la parte europea de Rusia con el Lejano Oriente ruso, Mongolia, Chia y Corea del Norte. Posee tres ramales:

  1. Transiberiano: Esta es la ruta principal del trayecto y une las siguientes ciudades: Moscú, Yaroslavsky, Nizhny Nóvgorod, Perm, Ekaterimburgo, Omsk, Krasnoyarsk, Irkutsk, Ulán-Udé, Chitá, Jabárovsk y Vladivostok.

  2. Transmanchuriano: este recorrido es idéntico al transiberiano, pero debido a que sigue camino hacia China, al recorrido anterior se le suman lo siguientes destinos: Zabaikalsk, Manzhouli, Harbin, Pekín.

  3. Transmongoliano: sigue el mismo recorrido que el Transiberiano hasta que en un punto, de camino a Mongolia y China, se desvía para atravesar estos destinos: Naushki, Sühbaatar, Ulán Bator, Zamiin Uud, Erlyan, Datong, Pekín.