Georgia: Información sobre la visa

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa electrónica de Negocios

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Georgia es un país pequeño pero extremadamente interesante, ubicado justo en el límite entre Europa Oriental y Asia occidental. Limita con Azerbaiyán, Rusia, Turquía y Armenia. Posee una historia altamente compleja ya que desde los primeros siglos ha sido víctima de numerosas guerras entre los que se disputaban constantemente el poder y el control de esta región. Podemos nombrar los enfrentamientos entre el Imperio romano oriental y Persia o entre los imperios persa y otomano (en el siglo XVI), entre otros. Durante un tiempo formó parte del Imperio ruso y luego de la Unión Soviética. Después de la disolución de la Unión Soviética, Georgia alcanzó su independencia, en 1991. A partir de ese momento, se sucedieron una serie de golpes de estado que enlentecieron el proceso de consolidación como república. En 2008 fue nuevamente atacada por los rusos, quienes bombardearon y destruyeron gran parte de la infraestructura del país. Recientemente, la industria turística se ha convertido en un sector muy importante para el desarrollo económico del país, razón por la cual, año a año, el gobierno georgiano redobla sus esfuerzos para impulsar la llegada de turistas al país.

Uno de los motivos por los cuales Georgia recibe turistas es por negocios. Debido a que, en general, este tipo de viaje es corto y se dispone de poco tiempo para conocer el país, podemos encontrar una gran variedad de tours de tan solo un día, como por ejemplo, los siguientes:

  • Visita a la antigua capital Mtsjeta (o Mtskheta): esta ciudad fue incluida, en 1994, como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Situada a algunos quilómetros del monte Ararat, se dice que esta zona es la que uno de los descendientes de Noé eligió como su hogar. En esta antigua capital de Georgia, se pueden encontrar una gran cantidad de iglesias que representan a la perfección la arquitectura medieval del Cáucaso. Ejemplos de dicha arquitectura son: la Catedral de Svetitsjoveli, el Monasterio de Jvari, o la Iglesia del Monasterio de Samtavro. Además, cuenta con un cementerio que data entre el tercer milenio antes de cristo y el siglo X d. C. Las excavaciones comenzaron en el siglo XIX y aún continúan.

  • Ruta de la seda: Georgia es, en un punto, el corazón de la ruta de la seda, ya que, las principales ciudades del país estaban atravesadas por ella. Todas estas ciudades puede ser visitadas en tours ya organizados que duran tan solo unas horas. En general, comienzan por Mtsjeta, centro religioso, donde se pueden visitar las distintas iglesias y los monasterios que se conservan en excelente estado. De allí, se puede visitar Gori, capital de su región, fundada por David el Constructor, es también la ciudad donde nació Stalin. Se pueden visitar distintos museos relacionados con el sucesor de Lenin. Luego, a 10 kilómetros, se puede visitar la ciudad de Uplistsikhe que se encuentra excavada en la roca. En esta ciudad se mezcla la arquitectura pagana con la cristiana. Es también un lugar donde se pueden apreciar pinturas rupestres de varios estilos, correspondientes a distintas culturas. Finalmente, se puede visitar la ciudad de Tiflis, la que merece una mención especial.

  • Tiflis: es la ciudad capital de Georgia, y resulta ideal para que puedan visitarla aquellos que no tienen mucho tiempo disponible, sobre todo, aquellos que se encuentran en un viaje de negocios, ya que seguramente se encontrarán alojados allí. Lo más interesante de la ciudad se encuentra en su parte antigua. En esa zona se pueden visitar las diferentes iglesias, monumentos y edificios que demuestran el gran bagaje cultural de la ciudad. Otra opción, especial para relajarse luego de un arduo día de trabajo, son los baños de azufre. En la ciudad hay distintos centros de spa donde se pueden contratar cabinas privadas y es posible bañarte en las aguas termales que contienen alto contenido de azufre y que, según se dice, son medicinales.

  • Cuevas David Gareja: si algo caracteriza a Georgia, es su gran cantidad de cuevas con un largo historial de ocupaciones que dan cuenta de quiénes habitaron estas tierras hace miles de años. Las de David Gareja son un complejo de monasterios en la región de Kajetia que incluyen una gran cantidad de construcciones excavadas en la roca.

  • Kazbegi: al norte de la ciudad capital podemos encontrar, en las montañas del Cáucaso, la zona de Kazbegi, una de las más turísticas del país. Una de las cosas que se puede hacer, en una excursión de un día, es visitar la iglesia de la Santísima Trinidad de Gergeti, construida en el siglo XIV y ubicada en medio de la cordillera del Cáucaso, en la cima de la que se considera la tercera montaña más alta de Georgia (Kazbegi). Si bien se puede llegar a ella luego de una larga caminata de más de una hora, para aquellos que disponen de poco tiempo existe la posibilidad de ir en auto. Además, podemos encontrar el Parque Nacional de Kazbegi, con más de 9000 hectáreas de territorio y que alberga una inmensa cantidad de especies endémicas.

  • Tradición vinícola: en Georgia se encontraron los restos más antiguos que dan cuenta de la producción de vino, hace aproximadamente 8000 años. La región de Kajetia es una de las más icónicas en este sentido. Allí se encuentra el Museo del Vino Qvevri, donde se puede visitar una exposición permanente que muestra el proceso qvevri de elaboración del vino. Dicho proceso, debido a su carácter de único en el mundo, ha sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Este proceso contempla la fermentación del vino en ánforas de barro las que son selladas y enterradas durante el tiempo necesario para la fermentación.

Si bien existen muchos países que no necesitan tramitar un visado para ingresar a Georgia, aquellos que sí lo deban hacer tendrán la posibilidad de obtenerla de manera electrónica, lo que facilita mucho el trámite y te ahorrará una gran cantidad de tiempo al no tener que realizar el trámite personalmente en la embajada o representación consular.