Obtenga su visa Schengen para viajar a Polonia | Visa turismo Polonia requisitos

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa Schengen

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Polonia es un país lleno de historia ubicado en el centro de Europa y con costas sobre el mar Báltico. Allí podrás visitar ciudades como Cracovia, la antigua capital del país y uno de los pocos sitios que no fue destruido durante la Segunda Guerra Mundial. O la maravillosa Wroclaw, una pintoresca ciudad universitaria, hogar del zoológico de Poznan, entre muchas otras atracciones. Y, por supuesto, podrás ir a los campos de concentración de Auschwitz y Birkenau, visita obligada para rememorar esta parte de la historia mundial reciente. Si estás planeando tu viaje a Polonia, te brindamos la información que necesitas saber para tramitar tu visado.

¿Qué es una visa Schengen?

Polonia forma parte del Acuerdo Schengen, un tratado firmado por 26 países (22 pertenecientes a la Unión Europea) entre los cuales se estableció la eliminación de los controles fronterizos. Los ciudadanos de los países miembros de la zona Schengen gozan del derecho a la libre circulación entre ellos. Además, hay algunos países que, gracias a acuerdos bilaterales, están exentos de solicitar una visa para ingresar a las naciones incluidas en la zona. Aquellos extranjeros que no posean ningún acuerdo deberán solicitar una visa Schengen para poder viajar a estos países. Para verificar si, según tu país de origen, necesitas tramitar un visado, haz clic aquí. Hay 3 tipos de visa Schengen y son las siguientes:

  1. Visa de tránsito: esta visa te permitirá permanecer en el área de tránsito del aeropuerto cuando estés viajando hacia un tercer destino y debas hacer escala en Polonia.
  2. Visa categoría D: deberás tramitar esta visa si planeas permanecer en la zona Schengen más de 90 días.
  3. Visa categoría C: esta visa te otorgará una estadía de 90 días como máximo en el transcurso de 6 meses. Es la visa que debes solicitar si tu viaje es por motivos turísticos.

Visa Schengen categoría C para viajar a Polonia

Podrás tramitar tu visa Schengen categoría C como mínimo 15 días y como máximo 3 meses antes de tu viaje. Deberás solicitarla de manera personal a través de la embajada o el consulado de Polonia que corresponda, presentando la siguiente documentación:

  • Pasaporte con una validez mínima de 3 meses luego de tu viaje. Debe haber sido emitido hace menos de diez años y poseer al menos dos hojas libres para tu visado.
  • Formulario de solicitud completo y firmado por el solicitante.
  • Una fotografía actual.
  • Deberás abonar la tarifa correspondiente para el trámite de tu visa.
  • Seguro de viaje que te cubra un mínimo de 30.000 euros y cualquier eventualidad que pueda surgir durante tu viaje, en cualquier país miembro de la zona Schengen.
  • Documentos adicionales que demuestren el motivo de tu viaje y tus intenciones de abandonar la zona una vez que tu visa expire. Esto puede incluir las reservas de hospedaje durante tu itinerario, donde consten las fechas de entrada y salida del país; solvencia económica para costear tus gastos, etc. Dado que la información adicional dependerá de cada caso, deberás contactarte con la representación consular para que te indiquen específicamente los documentos que deberás presentar. Además, para que te otorguen la visa no debes poseer una alerta en el Sistema de Información Schengen que te niegue la obtención del visado, ni ser considerado como alguien que puede poner en riesgo la seguridad de la zona.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Aprende más sobre el turismo de Polonia y escribe experiencias en tu mente a través de ciudades pintorescas como Cracovia y Gdansk que compiten con la enérgica Varsovia por su atención urbana, además de conocer otros lugares, bosques, ríos, lagos y colinas que te invitan a divertirte al aire libre.

Turismo de Polonia

Antes de la Segunda Guerra Mundial, las tierras polacas se destacaban por la riqueza y variedad de sus comunidades étnicas: alemanes, ucranianos que predominaban en las regiones al este de Chełm y en las montañas de los Cárpatos al este de Nowy Sącz, judíos de habla yiddish, y el área etnográfica polaca se extendía hacia el este en Lituania, Bielorrusia y el oeste de Ucrania, todos con una población mixta. Los polacos predominaban no solo en las ciudades sino también en numerosos distritos rurales.

A mediados del siglo XX, la guerra mató a un gran número de personas, precipitó migraciones masivas y alteró radicalmente las fronteras. Como consecuencia, la población de Polonia se convirtió en una de las comunidades étnicamente más homogéneas del mundo, con un 98.7% de polacos, un 0.1% de gitanos y un 1.2% de pobladores provenientes de otros países europeos.

El idioma oficial del país es el polaco que pertenece a la rama eslava occidental de idiomas eslavos. Hay varios dialectos del polaco, que se corresponden principalmente con las antiguas divisiones tribales; los más importantes de estos (en términos de número de hablantes) son el gran polaco (hablado en el noroeste), el pequeño polaco (hablado en el sureste), el mazoviano y el silesio (Śleżanie).

Pero si quieres visitar Polonia, no tienes que hablar necesariamente alguno de estos idiomas, puedes comunicarte en inglés que, como varios países de Europa, es ampliamente aceptado en comercios y pueblos.

Ingreso a Polonia: pasos para obtener una visa

Si eres ciudadano de un estado miembro de la Unión Europea, lo único que necesitas para ingresar a Polonia es un documento de viaje válido o un documento que confirme tu identidad y ciudadanía (es decir, tu identificación nacional). Para una estancia de menos de tres meses no hay requisitos formales, sin embargo, si deseas estudiar en ese país, necesitarás una visa de estudios, para lo cual es necesario un registro de residencia, entre otros requisitos. Otras visas, como la de trabajo o la de negocios, tienen otras exigencia adicionales.

5 sencillos pasos para obtener una visa
  • 1) Encuentra un consulado o una embajada de la República de Polonia en el país donde resides.
  • 2) Lee cuidadosamente toda la información sobre la solicitud de visa en el sitio web del consulado y sigue las instrucciones.
  • 3) Establece una cita de visa con el consulado, en la mayoría de los casos deberás registrarte a través del sitio web oficial.
  • 4) Prepara los documentos necesarios, incluido el formulario de solicitud, el documento de viaje (pasaporte), la foto biométrica, el seguro de salud, los medios suficientes para mantenerte, documentos que confirmen el propósito de tu estadía. Los detalles de la documentación requerida pueden variar de acuerdo al país de origen, así que antes de asistir, sería ideal que puedas confirmarlos en el sitio web del consulado.
  • 5) Presenta todos los documentos, incluido un formulario de solicitud impreso y firmado y el comprobante de pago de la tarifa de la visa. Tu solicitud de visa está completa y debería tardar unos 15 días para que te anuncien el resultado.

Es aconsejable la presentación anticipada de los documentos de visa, ya que en algunos casos el procedimiento puede llevar una cantidad considerable de tiempo.

Atractivos turísticos de Polonia

Las raíces de Polonia se remontan al siglo X, dejando más de mil años de giros, vueltas, reyes y castillos para explorar. Por eso, es fácil entender cómo los aficionados a la historia de la Segunda Guerra Mundial se sienten a gusto en medio de tantísima información cuando llegan a Polonia que sufrió trágicamente durante ese conflicto. Los monumentos y museos dedicados a recordar las luchas y la resistencia se pueden ver en todas partes.

También se aprecia cada vez más la rica herencia judía del país y, más allá de los memoriales del Holocausto que afectan profundamente, las sinagogas están siendo restauradas con delicadeza y los antiguos centros judíos como Łódź y Lublin tienen senderos patrimoniales donde puedes rastrear esta historia a tu propio ritmo.

Castillos a cabañas de madera

La antigua capital real de Cracovia es un museo vivo de siglos de arquitectura, su núcleo gótico casi perfectamente conservado luce con orgullo superposiciones del renacimiento, el barroco e incluso del art nouveau, una evolución de gustos que maduró a lo largo de los siglos.

También podrás ver fabulosos castillos medievales y ruinas evocadoras que salpican las colinas de todo el país, así como las fantásticas fortalezas de ladrillo rojo de los Caballeros Teutónicos, que se alzan orgullosamente en el norte, a lo largo del Vístula.

Asimismo, iglesias de madera simples pero finamente diseñadas se esconden en medio de las montañas de los Cárpatos, y las numerosas habilidades de los montañeses se exhiben en cantidad de skansens (museos etnográficos al aire libre) del país.

También, si te gusta la buena cocina casera, entonces el turismo de Polonia es un recorrido completo para ti, ya que podrás degustar platillos locales a base de carne de cerdo, pato, repollo, champiñones, remolacha y cebolla con el sabor de una cocina donde se resalta el sabor puro de los ingredientes..