Croacia: Información sobre la visa

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: ETIAS

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

La perla del Adriático es Dubrovnik, una de las hermosas ciudades de Croacia, rodeada de una costa maravillosa. La capital del país es Zagreb y otro de los atractivos populares son las bellas murallas que engalanan el grandioso paisaje del país. Aunque esta hermosa república es joven, su historia es milenaria, ha pasado por diversos sucesos que la han transformado en una joya cada vez más turística. La participación de la selección croata en el mundial de fútbol ha levantado en el mundo entero el interés por conocer la cultura y los increíbles paisajes de esta hermosa nación que era desconocida para muchas personas. Sus increíbles costas son el mayor atractivo, además la extensa gastronomía influenciada por el Mediterráneo y los innumerables cruceros que se han apoderado del turismo nacional; todos quieren conocer Croacia pues resulta un lugar muy pintoresco y atractivo. Esta hermosa tierra comenzó a ser habitada en el siglo II a. C. por los ilirios, los invasores romanos y los griegos que ocuparon casi todo el territorio, estableciendo un nuevo orden en las tierras vírgenes de la actual Croacia. Este país fue un sitio de reinos y coaliciones bien establecidas, una de ellas con Hungría en el año 1102. Muchos años después, los húngaros tuvieron cautivos al pueblo croata en el siglo XVIII aunque otra parte estaba siendo gobernada por los venecianos que tampoco querían abandonar el dominio en las tierras. Como Croacia era un país que apostaba por la unión, se fusionó con Eslovenia en el 1881 creando una sólida nación que fue obligada posteriormente en el 1918 a regirse por una horrible dictadura en la denominada Yugoslavia.

Croacia no quería estar sumida en la dictadura impuesta por los serbios pero no podía competir con una nación tan poderosa en ese entonces. Aprovechó el estallido de la Segunda Guerra Mundial para independizarse parcialmente, pues habían sido brutalmente invadidos. El sistema socialista posterior a la Segunda Guerra Mundial, que fortifica la República de Yugoslavia, inunda socialmente a la población croata que presencia múltiples ejecuciones. El sistema socialista solo beneficia a los gobernantes de los países que conforman Yugoslavia pero no favorece en absoluto a los habitantes, los croatas, tienen que limitarse a tener una vida austera mientras sus gobernantes se bañan en el dinero de la nación. Lo cual fue un episodio muy triste de la corrupción que bañó a ese país durante muchos años. Posteriormente al derrotar a la política socialista mueren más de 10 000 ciudadanos croatas por la guerra, muchos no querían aceptar al nuevo gobierno nacionalista que deseaba sacar al país de las cenizas. Comienza entonces una de las etapas más duras de la historia de Croacia. Los juegos olímpicos de Barcelona fueron muy importantes para la independización final del país cuando en el 1992 reconocen a Croacia como un país y la ONU ratifica el alto al fuego. Los croatas tardaron en deshacerse de las tropas serbias para liberarse de la dictadura y el asedio que vivieron durante décadas. Desde el 2003 se inscribieron formalmente en la Unión Europea pero el sueño se cumplió unos años más tarde, logrando el anhelado deseo de ser una nación libre en búsqueda del desarrollo económico y social. Croacia, aunque tuvo una historia muy agitada para ser lo que hoy es, ha logrado cautivar turísticamente a los extranjeros que ahora abundan en las calles y se toman hermosas fotografías.

CAPITAL

Seguramente aterrizarás en la preciosa capital del país, Zagreb que tiene al hermoso mercadillo de Dolac. Aunque es muy bullicioso y activo podrás presenciar una enorme variedad de comida, productos y reliquias artesanales que hablan mucho de la cultura croata, es un sitio para regatear y hacer turismo de una forma relajada.

OTROS LUGARES

El primer Patrimonio Mundial de la UNESCO en Croacia es el Parque Nacional de Plitvice; cada año recibe más de un millón de habitantes. Debido a su viralidad en las redes sociales y la grandiosa belleza, muchos turistas dicen que es el paraíso de la tierra. ¡Es un lugar mágico! Muchos solamente viajan a Croacia para asistir a ese lugar que tiene normas muy estrictas para poder visitarlo, no se puede tocar el agua de las cascadas ni realizar baños. Istria es otro lugar acogedor muy cercano a Italia y comparte parte de su cultura, ofrece experiencias inigualables como la opción a hospedarte en uno de los siete faros; además las calles están llenas de flores decorativas que le dan un aspecto pintoresco y atractivo para los visitantes. Zadar está en la costa dálmata, tiene visibles rastros de la Segunda Guerra Mundial y uno de los atardeceres más hermosos de toda Europa, muchos visitantes esperan la tarde en alguno de sus hermosos cafés para presenciar la puesta de sol. Sibenik es una opción también ubicada en la costa dálmata en la que sí puedes disfrutar de un baño refrescante bajo las hermosas cascadas croatas, es un ambiente prácticamente libre de contaminación, lo que lo convierte en un lugar de cuento para muchos de los turistas que disfrutan de la hermosa belleza natural del país.

Un lugar donde lo clásico y lo moderno se conjugan es Split, un hermoso espacio de callejuelas llenas de curiosos puestos de comida y artesanía, además de pequeños palacios dignos de visitar. El mejor destino de este país es Dubrovnik, esta perla del Adriático, rodeada de infinitas murallas, fue escenario de uno de los capítulos de la famosa serie de Games of Thrones. Este hermoso lugar es el sitio donde muchos cruceros dejan a sus turistas visitar las hermosas calles que esconden secretos dentro de la piedra. El ambiente es admirable y la gastronomía inigualable. Hay numerosas tascas tradicionales donde podrás beber una deliciosa cerveza y grandiosos restaurantes para comer caldo de mariscos. Muchos de los turistas visitan la hermosa Croacia para comer ricos postres porque es el mayor fuerte gastronómico del país que cuenta con masas crocantes de hojaldre y chocolate que deleitan a los paladares más exigentes. ¡Croacia es un paraíso terrenal!