Obtenga su Visa para viajar a Shangai 100% Online | Shangai Business Visa

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Business eVisa on Arrival

El ministro de asuntos exteriores de China ha presentado recientemente la visa de negocios a la llegada para China dirigida a ciudadanos de más de 23 países. Esta visa a la llegada permite a los visitantes entrar en el país con fines de negocios y les proporciona una estadía en China de hasta 15 días por entrada. El proceso de aplicación a la visa de negocios a la llegada para China es muy sencillo. Solo tiene que rellenar nuestro formulario en línea y nosotros haremos el resto. No tiene que enviar su pasaporte a ninguna embajada, puesto que solo requerimos una copia digital. Cuando la aplicación sea enviada y aceptada, el aplicante recibirá una autorización de aterrizaje que deberá mostrar a los agentes de inmigración en cuanto llegue.

El sistema de visa electrónica es un método en línea el cual permite aplicar desde cualquier parte del mundo. Algunas de las ventajas de este sistema es que se puede aplicar a las visas a través de Internet en cualquier momento y desde cualquier lugar, y que los pagos se efectúan en línea durante la aplicación.

Documentos requeridos para aplicar
  • Applicant Photo

  • Airline Confirmation

  • Invitation Letter

  • Proof of Accommodation - Must match the dates of arrival and departure from the country. This is a requirement demanded by the Government in order to issue the travel document.

  • Passport Cover

  • All Passport Pages Scan

Instrucciones importantes
  • Los visitantes deben tener un pasaporte con un mínimo de 6 meses de validez tras la fecha de llegada y al menos 1 página disponible para sellarla.

  • Para los pasaportes emitidos a partir de 2015, es obligatorio proporcionar también las copias del antiguo o último pasaporte.

  • La Visa de negocios a la llegada para China permite a los aplicantes entrada única a través de Shanghai y pueden permanecer en China hasta 15 días por entrada.

  • Es obligatorio que la entrada por Shanghai se produzca en un plazo de 30 días tras la fecha en la que se expidió la visa de negocios a la llegada para China, o caducará automáticamente.

  • Solo puede aplicar a una visa de negocios a la llegada para China si el motivo de visita es negocios.

  • La visa de negocios a la llegada para China solo está disponible para visitantes cuyo punto de entrada sea el Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong. La salida es válida desde cualquier parte del territorio nacional.

  • Los visitantes también deben tener al menos una noche de estadía o reserva de hotel en la provincia de Shanghai, Jiang Su o Zhe Jiang

  • Es obligatorio imprimir la visa de negocios a la llegada para China a color.

  • Obtener una visa de negocios a la llegada para China no proporciona al titular un derecho de entrada automático al país. El agente de inmigración en el puerto de entrada puede rechazar la entrada de cualquier persona si considera que dicha persona no puede cumplir con los requisitos de inmigración o que la presencia del visitante en Shanghai puede ser una amenaza para los intereses o la seguridad nacional.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

La visa de negocios a la llegada para China es un documento oficial que permite a los visitantes entrar en China específicamente para hacer negocios. El aplicante solo puede entrar a través del aeropuerto de Shanghai Pudong. No hay necesidad de concertar una cita o presentar documentos originales en la Oficina Consular o Embajada.

Requerimos lo siguiente para enviar su aplicación:

  • Copia de todas las páginas del pasaporte (incluyendo todas las páginas vacías, así como la tapa delantera y trasera)

  • Foto de pasaporte tomada durante los últimos 3 meses

  • Confirmación del boleto de viaje

  • Confirmación de la reserva de hotel

  • Carta de invitación de negocios de una compañía anfitriona con sede en China

  • Tarjeta de crédito/débito o cuenta de PayPal para el pago

NOTA: Al llegar al aeropuerto de Pudong en Shanghai, encontrará un mostrador de visas a la llegada y se le pedirá que presente lo siguiente:

  • Pasaporte

  • La visa de negocios a la llegada para China impresa en color (denominada también notificación oficial de la visa)

  • El formulario para la visa a la llegada cubierto a mano (puede encontrar el formulario en el aeropuerto cuando aterrice)

  • Foto de pasaporte física tomada durante los últimos 3 meses

El personal del mostrador de visas a la llegada expedirá su visa.

El coste va de los USD 210.00 a los USD 310.00, dependiendo de su nacionalidad.

Por favor, utilice nuestro comprobador de visas para conocer el coste para su nacionalidad concreta.

Además, hay un cargo por servicio de:

  • Procesamiento estándar: USD 50.00

  • Procesamiento rápido: USD 85.00

  • Procesamiento super rápido: USD 115.00

La visa de negocios a la llegada para China es una visa de entrada única y tiene una validez de 30 días a partir de la llegada. Su fecha de vencimiento se especificará en su Visa a la llegada una vez que se haya emitido.

Depende del plazo de procesamiento que elija. Ofrecemos tres opciones:

  • Procesamiento estándar: 9 días

  • Procesamiento rápido: 7 días

  • Procesamiento super rápido: 5 días

El pasaporte del aplicante deberá ser válido durante un periodo mínimo de 6 meses tras la fecha de caducidad de la visa de negocios a la llegada para China. También debe tener al menos una página en blanco.
La visa de negocios a la llegada para China permite a sus titulares una entrada única.
Debe aplicar por esta visa como mínimo 5 días antes de viajar a Shanghai.

Al llegar al aeropuerto de Pudong en Shanghai, encontrará un mostrador de visas a la llegada y se le pedirá que presente lo siguiente:

  • Pasaporte

  • La visa de negocios a la llegada para China impresa en color (denominada también notificación oficial de la visa)

  • El formulario para la visa a la llegada cubierto a mano (puede encontrar el formulario en el aeropuerto cuando aterrice)

  • Foto de pasaporte física tomada durante los últimos 3 meses

El personal del mostrador de visas a la llegada expedirá su visa.

No. Debe aplicar por la visa de negocios a la llegada para China antes de viajar. Además, cuando aterrice en Shanghai tendrá que rellenar un formulario de visa a la llegada en el aeropuerto.
No. Es obligatorio imprimir la visa de negocios a la llegada para China en color para recibir la visa oficial en la frontera al llegar al aeropuerto.
No. La visa de negocios a la llegada para China solo está disponible para viajeros cuyo punto de entrada sea el Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong International Airport. La salida es válida desde cualquier parte del territorio nacional.
No. La condición más importante para la visa de negocios a la llegada para China es que el aplicante tiene que entrar a través del Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong. Después el viajero es libre para viajar a otras ciudades. La salida es válida desde cualquier parte del territorio nacional.
No. Estar en posesión de una visa de negocios a la llegada para China no proporciona al titular un derecho de entrada automático en el país. El agente de inmigración en el Aeropuerto Internacional de Shanghai Pudong puede rechazar la entrada de cualquier persona si considera que dicha persona no puede cumplir con los requisitos de inmigración o que la presencia de dicha persona en China puede ser una amenaza para los intereses o la seguridad nacional.

Se requiere la Vacuna contra la fiebre amarilla si viaja desde un país con riesgo de transmisión de fiebre amarilla.

Más información en el siguiente enlace:

https://www.who.int/ith/ITH_Annex_I.pdf

En la antigüedad, las personas que viajaban, lo hacían exclusivamente por intereses comerciales. Así, se han desarrollado las rutas de la sal o de la seda, entre otras. Viajar por placer estaba reservado para las personas ricas, de clase alta o pertenecientes a la realeza. Con el tiempo, el viaje por placer se fue extendiendo al resto de los estratos de la sociedad. Si bien la primera agencia de viaje en China se creó en el año 1927, ya en 1923 un banco chino ofrecía servicios de reserva de pasajes para viajar en tren o en barco. A esto le siguió la creación de nuevas agencias, pero todas desaparecieron debido a la guerra. El turismo en China, como lo conocemos hoy en día, comenzó en 1949 junto con la fundación de la República Popular China. A partir de ese momento, surgieron las agencias de turismo más importantes: CTS (China Travel Service, 1949) y CITS (China International Travel Service, 1954). Además, en el año 1964, se creó el órgano gubernamental que derivó en lo que, hoy en día, es la Administración Nacional de Turismo de China. Todos ellos se dedicaban, exclusivamente, a asistir y organizar los viajes oficiales de funcionarios extranjeros por visitas diplomáticas, el cual era el único motivo por el que se permitía el ingreso al país. Incluso, esta actividad estaba completamente regulada por el gobierno. Recién en el año 1978, se eliminan estas restricciones y la industria turística se convierte en una actividad independiente. Es a partir de este año que se amplían los motivos de viaje a China y que muchos ciudadanos chinos comienzan a viajar al extranjero. Debido a la demanda que esto generó, se crearon nuevas agencias de viaje. El mercado turístico creció aún más a finales de la década de 1990, generando grandes ingresos para el país. Aun así, era difícil el contacto directo entre las agencias de turismo y los turistas, lo que aumentaba los costos del viaje para quienes querían viajar allí. Con la llegada de internet, a partir de 1997, las agencias de turismo lograron promocionar sus empresas online, logrando ese tan ansiado contacto directo con los clientes y bajando los costos de contratación. Es durante este periodo que tanto el turismo de extranjeros hacia China como de chinos hacia el extranjero creció exponencialmente.

Además, en el año 2001, China pasó a formar parte de la Organización Mundial del Comercio. Este fue un evento muy importante, ya que se eliminaron muchas barreras -burocráticas y económicas- que beneficiaron a los turistas. Esto también ayudó al posicionamiento de China como un país atractivo para realizar inversiones y desarrollar distinto tipos de negocios. También, aumentó la cantidad de personas que ingresaban a China por viajes de negocios y, una vez allí, aprovechaban para visitar las principales atracciones del país.

Otro hito que ayudó al desarrollo del turismo fueron los Juegos Olímpicos de Beijing en el año 2008. Éstos mostraron al mundo que China era un país con un gran atractivo no sólo por su rica herencia cultural sino que también por su historia milenaria. Los funcionarios chinos supieron ver que se trataba de una excelente oportunidad, y diseñaron un proyecto para aumentar la cantidad de turistas anuales en los años siguientes. Este proyecto incluía una serie de medidas como, por ejemplo, mejorar la promoción del turismo, desarrollar nuevas y mejores instalaciones que sirvan a la industria, así como también medidas concernientes a la reducción de la contaminación ambiental.

Poco a poco, la industria turística se convirtió en uno de los pilares fundamentales de la economía de este país. Para el año 2010 ya había más de veinte mil agencias, y el turismo representó alrededor de mil millones y medio de dólares en ganancias para China, quien se posicionó como el país más visitado del mundo. Para 2017, más de treinta millones de personas se encontraban trabajando de manera directa para este sector y las ganancias fueron de casi 6 mil millones de dólares. En la actualidad, se sigue desarrollando y actualizando día a día la oferta de servicios turísticos a través de internet. Esta modalidad ya representa más del 15 % del mercado y sigue en aumento.

China es el segundo país con la mayor cantidad de sitios declarados como Patrimonios de la Humanidad por la UNESCO. Algunos de los mayores destinos turísticos del país son los siguientes:

  • La Gran Muralla China: Esta famosa fortificación China data del siglo V a.C. Fue construida, originalmente, para proteger la frontera que se extendía al norte del Imperio Chino de posibles ataques por parte de sus vecinos. Se extiende por más de 21.000 km, desde la frontera con Corea hasta el desierto de Gobi, pasando por Gansu, Hebei, Henan, Hubei, Hunan, Jilin, Liaoning, Mongolia Interior, Ningxia, Pekín, Qinghai, Shaanxi, Shandong, Shanxi, Sichuan, Tianjin y Xinjiang.
  • La Ciudad Prohibida de Pekín: Desde la dinastía Ming hasta la dinastía Qing, funcionó como la residencia de los emperadores de China y su corte. Por lo tanto, allí podrás visitar el Museo del Palacio. Está rodeada por una muralla y un foso, y constituye el complejo palacial superviviente más grande del mundo.
  • Mausoleo de Qin Shi Huang: En este recinto se encuentra la tumba del primer emperador de la China unificada Qin Shi Huang. Se destaca porque contiene, también, el ejército de guerreros de terracota. Son alrededor de 7000 figuras de tamaño real, hechas en terracota, de guerreros y sus caballos que fueron enterradas junto al emperador, quien las mandó a construir durante su mandato.
  • Reserva natural y parque nacional Jiuzhaigou: Declarada Reserva Mundial de la Biósfera en el año 1997, ésta es un área protegida de más de 70.000 hectáreas ubicada en la provincia de Sichuan. Es el hogar de una gran cantidad de especies, algunas de las cuales, se encuentran en peligro de extinción, como el oso panda gigante o el mono dorado. Está formado por tres valles, montañas (y sus picos nevados), cascadas y lagos. Y, si bien no resulta fácil llegar hasta allí, es un esfuerzo que valdrá la pena.