Obtenga su Visa para Benin Online

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa electrónica

En abril de 2018, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Benín introdujo el sistema de visas electrónicas para ciudadanos de todo el mundo. La visa electrónica o e-Visa les permite a los visitantes ingresar al país para fines turísticos pemitiéndoles permanecer en Benín por periodos de 90 días a partir de la llegada. El proceso de solicitud de visa electrónica de Benín es muy simple y 100% en línea. Una vez que se haya enviado y aceptado la solicitud, el aplicante recibirá una autorización que debe mostrarse a los oficiales de inmigración a su llegada. Sí, es así de simple.

El sistema de e-Visa es un método en línea para solicitar visas desde cualquier parte del mundo. Algunas ventajas de este sistema son que las visas se pueden solicitar rápidamente a través de Internet en cualquier momento, desde cualquier lugar y que el pago se realiza en línea durante la aplicación.

Documentos requeridos para aplicar
  • Pasaporte válido.

  • Una tarjeta de crédito / débito o Paypal.

Instrucciones importantes
  • La eVisa de Benin es una visa de entrada única o entrada múltiple válida por 30 días a partir de la llegada o 90 días a partir de la llegada lo cual depende de la clase de visa que solicita. El periodo de validez de la visa empieza a partir del ingreso a Benín permitiendo a los solicitantes permanecer en el país hasta la fecha de expiración de la misma .

  • A su llegada a Benín, deberá presentar su pasaporte biométrico junto con su eVisa impresa.

  • Los visitantes pueden solicitar una eVisa para Benín si su motivo de viaje es turismo, negocios o tránsito.

  • Los visitantes deben portar su pasaporte con una validez mínima de 6 meses a partir de la fecha de llegada y tener al menos 1 página disponible para sellar.

  • Los visitantes deben poder probar su capacidad de financiar su estadía en Benín (extracto bancario) y presentar un documento que demuestre su retorno al país de residencia (boleto de regreso).

  • Poseer una eVisa para Benín no proporciona un derecho de entrada automático para el titular en el país. El Oficial de Inmigración en el puerto de entrada puede rechazar la entrada a cualquier persona, si considera que dicha persona no puede cumplir con los requisitos de inmigración o que la presencia de esa persona en Benín sería contraria a los intereses nacionales o la seguridad.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

La eVisa de Benín es un documento oficial de viaje que necesitan los extranjeros que deseen visitar Benín con fines turísticos, de negocios o de tránsito.
Requerimos lo siguiente para enviar su solicitud:
  • Un documento de viaje o pasaporte válido actual.
  • Una tarjeta de crédito / débito o una cuenta de Paypal.

Depende de la duración de la validez y del número de entradas que desee para su visa:

  • Entrada única, visa de validez de 30 días: USD 60.00

  • Entradas múltiples, visa de validez de 30 días: USD 85.00

  • Entradas múltiples, visa de validez de 90 días : USD 115.00

Además se añade una tarifa por el servicio dependiendo del tipo de procesamiento que elija:

  • Procesamiento estándar: USD 20.00

  • Procesamiento rápido: USD 40.00

  • Procesamiento ultra rápido: USD 60.00

Depende del tiempo de procesamiento que elija. Ofrecemos tres opciones:

  • Procesamiento estándar: 7 días hábiles

  • Procesamiento rápido: 5 días hábiles

  • Procesamiento ultra rápido: 3 días hábiles

Depende del tipo de visa que los viajeros elijan solicitar. Podría ser una visa de 30 días de entrada única, una visa de 30 días de entrada múltiple o una visa de 90 días de entrada múltiple.
Su documento de viaje debe ser válido por al menos 6 meses desde su fecha de llegada a Benín. Además, su pasaporte debe tener 1 página libre para el sellado.
Depende del tipo de eVisa que se le conceda. Debe salir del país dentro de los días de validez indicados en su visa.
Recomendamos a los viajeros que soliciten al menos 7 días hábiles antes de su viaje a Benín. Para cualquier solicitud realizada con menos de 7 días de anticipación, iVisa no se responsabiliza por visas rechazadas o respuestas demoradas.
NO. La posesión de una eVisa para Benín no proporciona un derecho automático de entrada al país. El Oficial de Inmigración en el puerto de entrada puede rechazar la entrada a cualquier persona, si considera que una persona no puede cumplir con los requisitos de inmigración o que la presencia de esa persona en Benín sería contraria a los intereses o la seguridad nacional.
Al llegar a Benín, debe presentar su pasaporte junto con su visa electrónica de Benín, que debe estar impresa.

Se requiere la Vacuna contra la fiebre amarilla si viaja desde un país con riesgo de transmisión de fiebre amarilla.

Más información en el siguiente enlace: https://www.who.int/ith/ITH_Annex_I.pdf

Dueña de una increíble diversidad étnica, esta antigua colonia francesa nos invita a conocer sus hermosos paisajes. Si quieres descubrir este enigmático país, te brindamos toda la información que vas a necesitar para poder tramitar tu visado y viajar a Benín. La zona norte del país es árida, mientras que al sur te encontrarás con la zona costera. La mejor época para visitar Benín es entre noviembre y febrero. De esta manera evitarás viajar en las estaciones de lluvia, y podrás disfrutar de temperaturas moderadas y baja humedad.Antes de convertirse en colonia francesa, la zona donde ahora se encuentra la República de Benín, estaba dividida en tres reinos. Por un lado, se podían encontrar los asentamientos en la zona costera, donde estaban los grupos étnicos ajase, yoruba y gbe. Por otro lado, se desarrollaban en el interior del país, grandes tribus como la del pueblo bariba. Finalmente, al este, se encontraba el imperio Oyo, una gran potencia militar. Todo cambió a finales del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII, cuando el pueblo Fon, organizado bajo el reino de Dahomey comenzó por dominar los asentamientos en la zona costera, y finalmente se convirtió en un reino poderoso con una larga y fuerte tradición militar tanto de hombres como de mujeres. Estas últimas, fueron denominadas como las Amazonas de Dahomey. El reino se dedicó durante más de 300 años al comercio de esclavos. Con el transcurso del tiempo y gracias a la prohibición de esta práctica, establecida en el año 1808 por Gran Bretaña y Estados Unidos, este negocio fue decayendo. Finalmente, en 1885, zarpó el último barco con esclavos hacia Brasil (uno de los últimos países en abolir la esclavitud en América). Desde 1900 y durante los siguientes 58 años, Dahomey fue una colonia francesa. En 1958, Francia le otorga autonomía al país y el primero de agosto de 1960 (guiados por el presidente Hubert Maga), la República de Dahomey consigue su independencia. Lo que siguió a esto fueron extensos años de inestabilidad y golpes de estado. El primero, en 1963, de la mano del general Christophe Soglo. Sin embargo, tan sólo un año después, en 1964 se promulga una nueva constitución y, en 1965, Soglo vuelve a tomar el poder a través de un nuevo golpe. En 1967, Alphonse Amadou Alley realiza un nuevo golpe de estado y se instala en la presidencia. En 1968, finalmente, se celebran elecciones. No obstante, los militares anulan estos resultados e imponen un gobierno. En 1970, dos años después, hay un nuevo golpe y se establece un gobierno encabezado por un triunvirato. Este consejo es destituido en 1972 por Mathieu Kérékou, y en 1974 instaura un gobierno que se autoproclama como marxista-leninista. En 1975, el país cuenta con un Consejo de Ministros compuesto exclusivamente por militares y, en noviembre de ese mismo año, deja de llamarse República Dahomey y se convierte en la República Popular de Benín. Además, ingresa al grupo de países de África Oriental denominado ECOWAS. En 1977, se promulga una nueva constitución, en la que se establece un sistema político de partido único. Así, Kérékou, elimina todos los partidos políticos de Benín. En 1984, Nigeria (su país vecino) cierra la frontera con Benín, lo cual sume al país en una gran crisis que lleva, en 1987, a aplicar medidas del Fondo Monetario Internacional. Estas medidas incluyen la reducción del gasto público y el aumento de la recaudación impositiva. Sin embargo, esto provocó grandes protestas por parte del pueblo y de diversos actores políticos, lo que finalmente llevó a la elaboración de un plan de reformas económicas estructurales a partir de 1989. Asimismo, en 1990, se da una fuerte reforma política y se promulga una reforma constitucional. Gracias a esto, se retoma la actividad de los partidos políticos y se comienza a gozar de la libertad de prensa. Con la victoria de Nicéphore Soglo en las elecciones del año 1991, el país deja de ser socialista y pasa a llamarse República de Benín. A partir de entonces, la mayor parte de la deuda del país fue condonada tanto por Estados Unidos como por algunos miembros del Club de París. No obstante, la pobreza no cesó de crecer y, con ella, las manifestaciones y protestas. Debido a todos estos cambios y situaciones de inestabilidad política y social que ha vivido el país en el pasado, la industria turística ha estado un tanto relegada. Es por esto que la cantidad de turistas que visitan Benín es aún pequeña en comparación con el potencial del país. Si bien es pequeño, alberga grandes atracciones turísticas, desde parques nacionales, museos y palacios, hasta una herencia cultural y arquitectónica alucinante. Con respecto a la economía, Benín es un país que depende, principalmente, de la actividad agrícola. Es por esto que los dirigentes ven a la industria turística como una manera de conseguir inversiones extranjeras y poder diversificar su economía. Con este objetivo en mente, hace ya unos años, se comenzó a implementar un proyecto para impulsar el turismo. Y, gracias a la inversión (privada y pública) de alrededor de mil millones de dólares en este sector se espera no sólo posicionar a Benín como un destino turístico atrayente, sino también que la industria se convierta en un gran flujo de ingresos para el desarrollo del país y para mejorar la vida de todos los benineses. Se lo plantea como un proyecto sostenible, y no como uno cortoplacista. Para lograr esto, se basa en los siguientes tres ejes principales:
  • Desde el punto de vista económico, se crearán miles de oportunidades laborales para los benineses y programas de capacitación para ayudarlos a formar parte de esta industria.
  • En el aspecto cultural, se promueve la diversidad y conservación de la identidad beninesa.
  • En cuanto al medioambiente, ayudará a la preservación y desarrollo de todas las áreas naturales. Parte de este proceso es facilitarle a los turistas el acceso al país en el aspecto burocrático. Por lo tanto, el gobierno beninés ha instaurado la opción de tramitar la visa a través de internet. Es decir que aquellos países que no estén exentos de solicitar un visado, podrán conseguir una e-Visa de manera muy rápida y sencilla. Esto les permitirá una estadía de 30 o 90 días en el país, dependiendo del tipo de visa que se solicite. Ten en cuenta que Benín es la tierra donde nació la religión Vudú y, todos los años, el 10 de enero, se festeja el Festival del Vudú en la ciudad de Ouidah. Si te encuentras allí en esa fecha, es algo que no debes perderte. Un festejo donde podrás presenciar la cultura vudú en toda su expresión: música, rituales, bailes, bebidas y el sonido típico del tambor.