Obtenga su visa Schengen para viajar a Bélgica | Visa turismo Bélgica requisitos

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa Schengen

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Uno de los países más bellos e históricos de Europa, los turistas quedan encantados al instante con la magnífica ciudad medieval de Amberes, las beguinas flamencas, el Museo Arqueológico de Arlon, y no olvidemos la maravillosa ciudad de Brujas, que parece sacada de un cuento de hadas. La capital, Bruselas, es la zona más densamente poblada de Bélgica; no obstante, la ciudad ha conservado gran parte de su encanto del viejo mundo.

Sin embargo antes de partir, debe verificar si necesita una visa para cruzar la frontera. Bélgica firmó el Acuerdo de Schengen en 1995 y, como resultado no necesita una "visa de Bélgica", sino una visa de Schengen.

Como puede suponer, los ciudadanos de otros países miembros del Acuerdo de Schengen no necesitan dicho documento. Todas las exenciones de visa se enumeran claramente en la política de visa Schengen que está disponible en línea. La lista incluye estados que no están en el Área Schengen, como los países con "exención de visa", por lo que deberá verificar cuál es su nacionalidad en relación a este acuerdo internacional.

Una forma más fácil y rápida de verificar si necesita o no una visa Schengen es utilizar nuestra herramienta Visa Checker. Este software gratuito está disponible en la esquina superior derecha de esta página. Simplemente seleccione su nacionalidad en el menú de la izquierda y elija Bélgica en el menú de la derecha. Descubrirá en cuestión de segundos cuál es su país en lo que respecta a la visa Schengen. Si no necesita una visa, puede reservar un vuelo. Caso contrario, nuestra herramienta ofrece una lista de las embajadas más cercanas a usted donde puede presentar una solicitud en persona.

Tenga en cuenta que aunque Bélgica se encuentre en el Área Schengen, no significa que pueda continuar y aplicar en la embajada de, por ejemplo, Alemania o Francia. La política de visas del Área Schengen es inequívoca: si solo desea visitar Bélgica, debe solicitar su visa Schengen en la embajada belga más cercana. Si visita varios países, entre ellos Bélgica, debe determinar el destino principal de su viaje. Por ejemplo, si la mayor parte de su estadía será en Alemania, deberá presentar su solicitud en la embajada alemana en lugar de en la embajada belga. Sin embargo, no se preocupe, el documento le otorga acceso a Bélgica también.

Por último, si no sabe cuál es su destino principal, deberá solicitar su visa Schengen en la embajada del país que visita primero. Entonces, supongamos que desea visitar Francia, Alemania y luego Bélgica y no tiene un destino principal, deberá presentar su solicitud en la embajada francesa más cercana, ya que es su primera parada.

iVisa no puede ayudarlo a solicitar una visa Schengen en este momento pero esperamos que al menos podamos brindarle ayuda. Si tiene alguna pregunta, puede contactarnos las 24 horas, los 7 días de la semana. Nuestros consultores están dispuestos a ayudarlo día y noche y, lo mejor de todo, el servicio es gratuito.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Canales de la ciudad de Brujas, moda emblemática de la ciudad de Amberes, el chocolate goloso, mejillones y patatas fritas, campanarios y castillos, carnavales locos, cervezas tintinas y trapenses, el turismo de Bélgica es cualquier cosa menos aburrido.

Turismo de Bélgica

Bélgica es uno de los países más urbanizados y densamente poblados del mundo, con alrededor del 97% de los 10 millones de habitantes viviendo en las ciudades. De hecho, Bruselas, la capital, tiene aproximadamente 1 millón de residentes, y la segunda ciudad, Amberes, tiene medio millón.

El centro y el norte del país están cubiertos por una densa red de medianas y pequeñas ciudades en las que las personas pueden fácilmente vivir en una y trabajar en la ciudad vecina.

La diversidad cultural de la nación se ha enriquecido con la inmigración internacional y local. Hay muchos inmigrantes recientes de otros países de la Unión Europea, así como muchos expatriados que trabajan en empleos vinculados a las instituciones de la Unión Europea.

Gracias a esta diversidad, los idiomas principales son el holandés y el francés, que son conocidos las lenguas oficiales. Aunque el alemán también es reconocido como el tercer idioma nacional, no se usa con frecuencia en la administración nacional., Es interesante notar que el francés fue introducido como el idioma de la élite política por los señores feudales de origen francés, particularmente los duques de Borgoña que eligieron Bruselas como su principal ciudad de residencia.

Actualmente, Bélgica es un estado federal que consta de tres comunidades lingüísticas responsables del control de la cultura y la educación, y tres regiones responsables del control del desarrollo económico, la infraestructura y el medio ambiente.

En Flandes, las instituciones de la comunidad de habla holandesa y la región flamenca se han fusionado, dejando al país con seis gobiernos y seis parlamentos, no obstante, por muy complejo que parezca, esta estructura es el resultado de la creciente federalización del país y, al mismo tiempo, es el resultado de las demandas de una mayor autonomía cultural en cada comunidad lingüística, así como de las demandas de control sobre el desarrollo económico local.

Ingreso a Bélgica: visado Schengen

Si estás planeando una visita corta a Bélgica por hasta 90 días o menos, es posible que debas solicitar una visa Schengen, ya que el país es firmante del acuerdo de libre control fronterizo entre 26 países. De acuerdo con este tratado, el requisito, para aquellos ciudadanos que no forman parte de la Unión Europea o no son nacionales de aquellos pertenecientes a EEE, es el de tramitar este tipo de visado.

Las solicitudes pueden presentarse 6 meses antes de la fecha de viaje y ten en cuenta que los siguientes elementos son esenciales y deberían ser cumplidos por todos aquellos solicitantes que presenten sus formularios de visa.

  • 1.El pasaporte debe tener al menos dos páginas en blanco.
  • 2.El pasaporte debe ser válido por al menos 3 meses a partir de la fecha en que el solicitante tiene la intención de abandonar el territorio Schengen o, en el caso de viajes múltiples, la fecha en que el solicitante tiene la intención de abandonarlo por última vez
  • 3.Las solicitudes solo se aceptan dentro de los 6 meses anteriores a la fecha de llegada solicitada.

Atracciones turísticas de Bélgica

Los mayores atractivos de Bélgica son sus núcleos de ciudades medievales, hogar de una gran cantidad de sitios de la UNESCO y muchas cafeterías deliciosas que sirven algunas de las mejores cervezas del planeta.

Pero en Bélgica hay mucho más, desde cuevas llenas de estalactitas hasta patrimonio posindustrial, ríos de kayak con bordes de bosque y castillos rurales, playas de arena del Mar del Norte, museos de vanguardia y galerías finamente dotadas que revelan la compleja historia de lo que ha sido un crisol del arte europeo, desde los primitivos flamencos, pasando por las voluptuosas ninfas de Rubens y las sinuosas curvas del art nouveau hasta el extraño surrealismo, las historietas y la moda del siglo XXI.

Turismo de Bélgica: un pueblo país

Aunque compacta, Bélgica es un lugar de contrastes sorprendentes: lingüísticos, culturales y topográficos. La mayoría de las ciudades con relevancia dentro de la historia del arte occidental se encuentran en Flandes, predominantemente llano y de habla holandesa, seduciendo a todos los visitantes (sin excepción) con campanarios medievales, plazas de mercado mágicas y casas a dos aguas asomadas a bonitos canales urbanos.

También es una tierra salpicada de magníficos museos y galerías, estos lugares están muy juntos y perfectamente interconectados por el transporte público regular.

En contraste, Bélgica también te presenta algunas ciudades postindustriales intrigantes, al igual que otras profundamente rurales que guardan los dialectos franceses como parte de sus orígenes. Así sucede, por ejemplo, en gran parte de la montañosa Valonia. Además de recorridos urbanos, puedes visitar las espectaculares cuevas de la región, los castillos impresionantes y los valles bucólicos, donde hay infinidad de diversión al aire libre.

Papas fritas, chocolate y cerveza

Si tienes pensado conocer Bélgica, entonces prepárate para agregar unos quilitos más a tu anatomía. Y es que la notable gama de especialidades comestibles del país va mucho más allá del diminuto tamaño del mismo, y no está dirigido a personas fitness que no disfrutan de apreciar los sabores Por ejemplo, Bruselas y Lieja compiten por lo que constituye el gofre perfecto, mientras que innumerables tiendas especializadas venden algunos de los chocolates más deliciosos del mundo. Y eso por nombrar uno de los atractivos turísticos de Bélgica, pero no podríamos dejar por fuera a los mejillones gigantes que se sirven con papas fritas crujientes y dos veces fritas (pero que solo debes decirles papas fritas 'francesas'), plato que acompañas con una excelente cerveza.

La elaboración de cerveza es un arte casi místico en Bélgica, con un deslumbrante arco iris de diferentes estilos, en particular las seis grandes cervezas trapenses, aún creadas dentro de los monasterios activos.

El turismo de Bélgica es atrapante y si no tienes un boleto de salida puede que ganes más que peso, experiencias y conocimiento embriagante, así que planifica una buena visita para que no pierdas de pista ningún elemento del viaje.