Información sobre la visa para viajar a Bielorrusia

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa de plazo corto

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Bielorrusia, humildemente ubicada entre Polonia y Rusia, no es conocida por sus atracciones exóticas. No obstante, posee muchos parques naturales hermosos, castillos medievales muy bien conservados y una arquitectura de la era soviética que seguramente llamará su atención. Además, los bielorrusos son por lo general personas muy amables y que lo harán sentir bienvenido.

De acuerdo con la política de visas de Bielorrusia, hay 26 nacionalidades que pueden cruzar sus fronteras sin una visa. Sin embargo, la duración de su estadía varía según la nacionalidad. Por ejemplo, los ciudadanos de Armenia pueden permanecer en Bielorrusia hasta 90 días mientras que a los visitantes chinos se les permite solo 30 días.

Asimismo, la política de visas ofrece una "exención" de visas bajo una disposición regional libre de visas. Esto significa que algunos visitantes pueden ingresar a Bielorrusia sin visa pero solo si lo hacen a través del Aeropuerto Internacional de Minsk. El gobierno de Bielorrusia también emite Visas On arrival ("a la llegada",en español) pero debe presentar su documentación y solicitarla 3 días antes de la llegada.

Si desea conocer cuál es su posición con respecto a la política de visas de Bielorrusia, puede leerla en línea o puede simplificar las cosas y probar nuestra herramienta gratuita Visa Checker. iVisa creó este software para ayudar a los visitantes a descubrir rápidamente cuáles son exactamente sus requisitos de visa. Simplemente seleccione su país de origen en el menú desplegable de la izquierda y elija Bielorrusia como su destino. En segundos podrá saber si necesita una visa.

Si es el caso, el Visa Checker proporciona una lista de algunas embajadas que están cerca de usted donde puede solicitar su visa en persona. Le recomendamos que los llame con anticipación para obtener detalles más específicos.

iVisa por el momento no puede brindarle ayuda con el procesamiento de una solicitud de visa para Bielorrusia; sin embargo, nos gustaría ayudarlo de alguna manera. Es por eso que ofrecemos un servicio de soporte gratuito a su disposición las 24 horas, los 7 días de la semana para absolver cualquier pregunta o duda que pueda tener.

Como regla general, debe tener un pasaporte válido por al menos 6 meses después de la fecha prevista de llegada a Bielorrusia. Además, su pasaporte debe contener páginas en blanco para el sello.

A pesar de que no podemos brindarle asistencia con su proceso de solicitud de visa de Bielorrusia, esperamos que la información antes mencionada le sea útil. Tan pronto como la visa esté disponible con nosotros, estaremos encantados de ayudarlo a procesar su visa para que pueda evitar sorpresas desagradables.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Bielorrusia o República de Belarús, se encuentra en Europa Oriental, limitando con Letonia y Lituania al norte, con Rusia al este, Ucrania al sur y Polonia al oeste. Es un país independiente desde 1991, fecha en la que separó de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS). Minsk, su capital, es uno de los populares destinos de este país, y es allí y a sus alrededores donde se concentra la mayoría de la población del país. El clima en verano es bastante caluroso (casi 30 grados) y en invierno puede ser muy frío (puede llegar a 30 grados bajo cero), por lo que la variación del clima es bastante amplia a lo largo del año. Dado el clima extremo del país, puede resultar mejor visitarlo entre los meses de mayo y septiembre para no sufrir de las fuertes heladas. Asimismo, es posible que en épocas de frío haya mucho menos turismo.

El país cuenta con tres aeropuertos: dos nacionales y uno internacional, ubicado en Minsk. En el aeropuerto internacional de Minsk es posible tramitar la visa al llegar si se cuenta con una carta de invitación, pero siempre es recomendable obtenerla antes para evitar demoras y cualquier posible inconveniente.

Belarús cuenta con algunos lugares que han sido nombrados patrimonio de la humanidad: el Castillo de Mir, ubicado en la provincia de Goradnia, el castillo de Nesvizh, ubicado en la provincia de Minsk, el bosque de Bialowieza, una reserva natural entre Belarús y Polonia y el Arco Geodésico de Struve, que consta de 34 hitos o vértices para mediciones geodésicas y se encuentran en distintos países de Europa; en Belarús hay 5: dos en Grodno y tres en Brest.

Minsk tiene varios atractivos, entre los principales se encuentra el museo estatal bielorruso de la Gran Guerra Patriótica, que detalla la ocupación nazi y el fin de la guerra germano-soviética: es el primer museo de la Segunda Guerra Mundial que abrió, y lo hizo cuando aún no había terminado la contienda. Otro lugar para visitar en la capital es el distrito del arte, Vul Kastrychnitskaya, un lugar donde los murales callejeros convierten el espacio público en un museo al aire libre.

En Gomel, a unos 279 km de Minsk, El Palacio de Rumyantsev – Paskevich (siglo XVIII, neoclásico), con sus extensos jardines sobre las márgenes del río Sozh, atrae miles de turistas al año. En Brest, a unos 330 km de Minsk y más de 400 km de Gomel, encontrarás la Fortaleza de Brest, símbolo de la resistencia soviética a los intentos de dominación de la Alemania nazi. Finalmente, si te gusta la naturaleza, el parque nacional Pripyatsky o Pripyat, en la región de Gomel, ofrece unos hermosos y deslumbrantes paisajes naturales, donde podrás ver diferentes mamíferos, cientos de tipos de plantas y una gran variedad de aves.

Para los amantes de la noche, Minsk es el lugar ideal. Cuenta con diversos clubes y discotecas, abiertos hasta las 6 de la mañana. Otras atracciones de Minsk son los teatros como, por ejemplo, la Academia Nacional del Teatro Bolshói de Ópera y Ballet de Bielorrusia, que también es un monumento arquitectónico muy importante.

Su gastronomía abarca verduras y carne (principalmente de cerdo) con cocciones lentas. Uno de los ingredientes principales de sus comidas es la patata. También se come mucho pan (más de centeno que de trigo) y es tradición ofrendar un pan y sal a un visitante. Las bebidas populares son el vodka ruso y el kvas (producto de la fermentación de pan integral o harina de centeno y malta).

Si la gastronomía está dentro de tus intereses, el mercado Komarovka de Minsk es un destino al que debes visitar. Allí podrás conseguir todo tipo de carne, verduras, frutas, panes y lácteos. Es una zona muy concurrida, tanto por turistas como por locales.

Y para continuar de compras, el mercado Zhdanovichi es un centro comercial con una oferta importante y muy variada. Al igual que el mercado Komarovka, cierra los lunes, y suele haber mucha gente.

Algunos consejos por tener en cuenta al visitar el país. Dentro de lo posible, evitar las siguientes cosas, pues están prohibidas: hay ciertos edificios públicos que no se pueden fotografiar, aunque es difícil saber cuáles, por lo que hay que andar con cuidado y, ante la duda, no sacar fotos. No debes guardar dinero dentro de tu pasaporte; para algunos puede ser una práctica común, pero es peligroso hacerlo en este país pues puede tomarse como un intento de soborno si justo debes entregarle tus documentos a alguien. Y si de respeto se trata, recuerda no insultar a nadie en la calle: está prohibido. Beber alcohol o andar pasado de copas en un lugar público también puede resultar en una detención, así como también es punible el consumo de drogas (incluso de forma privada). Una prohibición poco común es hacer una reunión sin pedir autorización: un evento no autorizado terminará con la policía en el sitio. Y otra cosa importante al tomar el metro en Minsk: no puedes llevar auriculares en los andenes, pero sí dentro de los vagones.

Belarús tiene dos idiomas oficiales: el bielorruso y el ruso. Lamentablemente, no mucha gente habla inglés en este país, por lo cual es recomendable aprender un poco la lengua para moverse mejor, principalmente algunas palabras de vocabulario básico. Aun así, es posible encontrar cartas en inglés en muchos restaurantes e incluso carteles en el metro escritos con alfabeto occidental.

Respecto a la moneda, la oficial es el rublo bielorruso y se puede realizar el cambio de moneda en los bancos estatales.

En cuanto al transporte, en la capital es sencillo moverse gracias a sus redes de tranvía, metro y trolebús, a precios bastante accesibles. Fuera de la capital, los trenes conectan a las ciudades más importantes.

Algo importante a tener en cuenta al viajar a Belarús es el voltaje y el tipo de enchufe: 220v, 50Hz y enchufe simétrico con clavijas C/F.

En cuanto a la salud, no se requiere una vacuna para ingresar al país, pero se recomienda estar vacunado contra la hepatitis A y B, la rabia, la fiebre tifoidea, el tétano, la difteria y la polio.

Finalmente, las propinas en Belarús se estilan alrededor del 5% pero no son obligatorias y los taxistas y empleados de hotel no suelen esperar propina, aunque, como es lógico, las reciben gratamente.