Obtenga su Visa a Bangladesh ahora Online

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa papel

Nuestro servicio SOLO proporciona un formulario de aplicación requerido para solicitar la visa de turista para Bangladesh.


¡Deje que iVisa se encargue de completar sus documentos de aplicación para una visa de turista para Bangladesh!

Así es como funciona:

Nuestro servicio incluye completar el Formulario de aplicación para la visa a Bangladesh y proporcionar una guía de los pasos que los aplicantes deben seguir para obtener su visa de turista a Bangladesh.


Importante: iVisa no tiene ninguna relación legal con el gobierno de Bangladesh, que en última instancia es responsable de decidir si se aprueba su visa. iVisa no garantiza que obtendrá la visa, pero nuestros años de experiencia mejoran sus posibilidades (tenemos una tasa de aprobación superior al 99%). Nuestros servicios se limitan a ayudarlo de manera rápida y efectiva a completar la documentación requerida para el proceso de aplicación de la visa.

Documentos requeridos para aplicar

FORMULARIO DE SOLICITUD EN LÍNEA - LO QUE NECESITARÁ:

Debe tener lo siguiente disponible mientras completa nuestro sencillo formulario en línea:

  * Foto de calidad de pasaporte en formato digital

  * Pasaporte válido con al menos 6 meses de validez y al menos 2 páginas en blanco .

  * Una tarjeta de crédito / débito o cuenta de PayPal


EN EL CENTRO DE SOLICITUD DE VISA - LO QUE NECESITARÁ:

OBLIGATORIO:

  * Formulario de solicitud impreso.

  * Pasaporte válido (al menos 6 meses de validez y 2 páginas en blanco)

  * Itinerario de viaje

  * Reserva de hotel o carta de invitación

Instrucciones importantes
  • Su estadía en Bangladesh variará según la visa a la que aplique, con un máximo de 30 días en total .

  • Al igual que con todas las visas, la visa emitida queda a discreción de la Autoridad de Emisión de Visas de Bangladesh.

  • No puede trabajar en Bangladesh con una visa de turista.

  • Todas las respuestas deben estar en inglés y usar únicamente caracteres latinos, excepto cuando se le solicite que proporcione su nombre completo en su alfabeto nativo.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Bangladesh es un país ubicado en el sudeste asiático, rodeado principalmente por la India, país que lo separa de Nepal y Bután. Además, al sudeste, limita con Birmania y al sur con la Bahía de Bengala.

Los primeros en llegar y poblar este territorio fueron los pueblos dravídicos hacia el 1000 a. C. Estos pueblos eran originarios de la zona que constituye actualmente el sudeste de la India. También, otros pueblos se fueron estableciendo allí, como los tibetano-birmanos o los austroasiáticos. Sin embargo, fueron los drávidas quienes constituyeron el primer imperio (el imperio Maurya). En un principio, y gracias a este imperio, la zona de Bangladesh profesaba el budismo. Sin embargo, con las sucesivas invasiones que tuvieron lugar a partir del año 1200 d. C., se terminó instalando allí la religión del Islam. Hacia el siglo XVII, la zona ya estaba controlada por el imperio Mogol, el cual estableció la ciudad de Dhaka como un centro administrativo muy importante y que, por lo tanto, funcionó como capital del imperio por muchos años. Ya en el siglo XVIII, la Compañía Británica de las Indias invadió Bangladesh y la convirtió en su colonia, nombrando un virrey a cargo. Esta fue una etapa realmente oscura para toda la región ya que, debido a un muy mal manejo administrativo y económico, la población debió atravesar momentos muy duros. Un ejemplo de esto es la gran hambruna de Bengala, durante el siglo XX, que le costó la vida a millones de personas. En la década de 1970 explotó la guerra de liberación, lo que significó grandes pérdidas para el país. Si bien Bangladesh alcanzó su independencia, su historia reciente se vio marcada por una sucesión de presidentes, golpes de estado y grandes inestabilidades sociales y políticas. Es por esta razón que el turismo en Bangladesh aún no ha logrado tener mucho éxito. Y, aunque esta industria va alcanzando un buen desarrollo y un avance estable, aún queda mucho por hacer.

No hay dudas de que uno de los aspectos más atrayentes para los turistas es su larga historia y los vestigios que quedan de las sucesivas etapas y civilizaciones que habitaron esta tierra. Por ejemplo, el sitio arqueológico más antiguo se encuentra a orillas del río Karatoa, en la ciudad de Mahasthangarh. Allí se pueden encontrar las ruinas de una antigua ciudadela rodeada por fortificaciones y, por supuesto, un gran número de templos. Otro complejo arqueológico, que data del siglo IV a. C., incluye las ruinas de la ciudad de Wari. En él, se pueden encontrar galerías subterráneas, esculturas, artefactos, murallas y petroglifos, entre muchas otras muestras de cultura material. Otro tesoro de la antigüedad que podemos encontrar en Bangladesh es el templo Somapura Mahavihara, uno de los más importantes de la región. Se encuentra en Paharpur y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 1985. También podemos encontrar reminiscencias de la Edad Media, como el Fuerte Lalbagh o el Ahsan Manzil. ambos en la ciudad de Dhaka. El primero es una fortaleza que alberga un palacio construido por encargo del príncipe Muhammad Azam, pero cuyo sucesor no finalizó las obras. El segundo edificio se trata de lo que supo ser la residencia de la familia Nawab, y fue construido en el siglo XIX.

Si quieres experimentar la diversidad cultural e histórica de Bangladesh, otra opción es participar de sus festividades. Una de ellas es el Harivanga, o la fiesta del mango. Tiene lugar en las ciudades más importantes del país, sobre todo en la zona noroeste. El mango no es un fruto originario de Bangladesh, sino que fue introducido por Abdus Salam Sarkar en 2003 y se ha convertido en una parte muy importante de la economía del país. Por supuesto, debido a la gran influencia del Islam, en ciudades como Bogra, Dhaka o Chittagong, entre otras, se pueden presenciar los festejos de Ramadán. Esta festividad se desarrolla durante el mes de julio y, lo mejor de todo, es la gran oferta culinaria que se da por la tarde cuando se interrumpe el ayuno. Es una excelente época para visitar el país. Sin embargo, en Bangladesh no todo está relacionado con lo cultural, ya que allí se pueden encontrar grandes atractivos turísticos naturales. Uno de los puntos más populares y más reconocido a nivel mundial, es el bosque de manglar Sundarbans. No solo es el más grande del mundo sino que también alberga un parque nacional donde se puede encontrar una gran variedad de animales (aves, reptiles, etc.) e incluso algunas especies en peligro de extinción como el tigre de Bengala o el delfín del Ganges. En 1987, este parque fue declarado patrimonio de la humanidad.

También, en la bahía de Bengala, se pueden encontrar grandes extensiones de playas realmente paradisíacas. Dos de las más famosas son la playa de Kuakata y la de Patenga. Kuakata se caracteriza por sus grandes extensiones cubiertas de arena y sus aguas cristalinas y también es un destino de peregrinaje para los budistas y los hindúes. Durante ciertas festividades, estos se dirigen allí para darse baños sagrados en las aguas de esta playa. Bangladesh cuenta, además, con una gran cantidad de islas ideales como destino turístico. Algunas de las más populares son la Isla San Martín, al noreste de la bahía; la isla Bhola, la más grande del país y la isla Manpura, al norte de la bahía. Esta última se encuentra densamente poblada.

A diferencia de sus vecinos (India, Nepal y Birmania), la actividad turística en Bangladesh todavía representa un porcentaje muy menor dentro de la economía y, en consecuencia, no tiene mucho peso en la generación de empleo, sea directo o indirecto. El flujo de turistas que ingresan al país tiene un crecimiento muy lento.

Para viajar a Bangladesh, a excepción de algunos pocos países que se encuentran exentos de visa, necesitarás tramitar un visado. Hay dos maneras de realizar este trámite. Por un lado, podrás obtener tu visa al llegar, es decir, en el aeropuerto de arribo una vez que llegues al país. Por otro lado, dependiendo de tu país de origen, podrás tramitar tu visa en línea, lo cual te ahorrará mucho tiempo.