Información de la Visa Schengen de Austria

 
   
 
 
 
     
 

Más Información: Visa Schengen

¡Más información próximamente!
Documentos requeridos para aplicar
Instrucciones importantes

Austria es un país hermoso con sinfín de actividades de ocio: puede esquiar en los Alpes, escuchar un concierto de música clásica en Viena o visitar antiguos palacios reales como el Castillo de Salzburgo. Y a pesar de que el buceo en el lago Gruner See fue prohibido, es un destino igualmente recomendado.

En primer lugar, a pesar de que muchas nacionalidades pueden viajar a Austria sin una visa, es recomendable que verifique si usted la necesita. Es totalmente diferente en cada caso: si es ciudadano de la Unión Europea, solo necesitará su tarjeta de identificación para viajar a Austria; aunque muchas otras nacionalidades también podrían necesitar un pasaporte.

Para saber si necesita aplicar a una visa de Austria, le recomendamos que utilice la herramienta gratuita y fácil de Visa Checker de iVisa que se encuentra en la esquina superior derecha de esta página. Lo desarrollamos con el fin de averiguar si necesita una visa o no, sin necesidad de realizar una investigación exhaustiva .

Si el Visa Checker le indica que no necesita una visa, ¡tome su pasaporte y buen viaje! Sin embargo, si necesita una visa, debe aplicar a una visa Schengen, no una visa de Austria.

La visa Schengen es un documento que le permite ingresar a todos los países que forman parte del Acuerdo de Schengen. Es posible que deba presentar una aplicación a la embajada del país que desea visitar. Si este es el caso, puede obtener una Visa Schengen en la embajada de Austria más cercana. Sin embargo, existen algunas reglas que también pueden constituir excepciones.

Por un lado, si decide visitar varios países en el Área Schengen, necesita saber a qué embajada ir. De acuerdo con la política de visas del Área Schengen, debe entregar su aplicación a la embajada del país de destino principal. Si no se puede establecer, puede presentar su aplicación a la embajada del país que visita primero. Entonces, por ejemplo, si desea ir a Austria pero Alemania es su destino principal (primera o más larga estadía), puede solicitar su visa Schengen en la embajada de Alemania más cercana, lo que también permitirá la entrada a Austria.

En cuanto a otros requisitos, debe comunicarse con la embajada del país emisor. Lo que sabemos es que necesita un pasaporte válido que tenga al menos otros 6 meses de validez desde la fecha de llegada prevista. En cuanto al resto, puede consultar el sitio web de la embajada o llamarlos. Una embajada siempre será la fuente de información más confiable.

Por el momento, no podemos facilitar su proceso de aplicación a la visa Schengen, pero esperamos que la información anterior le sea útil. Para cualquier otra información, puede llamar a nuestro servicio de soporte que atiende las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Testimonios
Nuestros clientes tienen estupendas historias sobre nosotros

Preguntas Frecuentes

Si quieres saber más sobre el turismo de Austria, el país del vals, de Strauss, Mozart, Haydn, los Schubert, Mahler y tantos otros genios, a continuación te brindamos información de utilidad para que planifiques tu viaje. Desde las altas cumbres nevadas hasta la Viena imperial, Austria tiene ofertas de turismo para todos los gustos.

Turismo de Austria

Austria, uno de los destinos vacacionales más populares de Europa, atrae a turistas durante todo el año con lugares para visitar tanto en verano como en invierno. De hecho, con algunas de las mejores pistas de esquí de Europa, el invierno es siempre un momento de intenso turismo. Pero los visitantes no solo llegan atraídos por la belleza escénica de las provincias de esta república alpina, sino también por espléndidas ciudades como Viena, la capital histórica y la hermosa Salzburgo, lugar de nacimiento de Wolfgang Amadeus Mozart.

Con respecto a su idioma, existen algunos diversos grupos minoritarios que hablan croata, húngaro, esloveno y turco, pero casi todas las personas en Austria hablan alemán. Es por eso que este es el idioma oficial; la única excepción se da en el oeste del país, que es bávaro o austro-bávaro.

Los austríacos constituyen la gran mayoría de la población y comparten gran parte de su historia con los alemanes y los suizos que residen en el país. No es raro ver a serbios, bosnios (musulmanes de Bosnia y Herzegovina; que viven principalmente en las ciudades más grandes), turcos (que viven principalmente en Viena), húngaros y croatas (que viven principalmente en Burgenland) y eslovenos (que viven principalmente en Kärnten), que constituyen las principales minorías étnicas.

Ingreso a Austria: opciones de visados

Austria es un estado signatario del acuerdo de Schengen, que ha llevado a la abolición de los controles fronterizos internos.

Con la visa Schengen podrás visitar el país por un máximo de 90 días, en un lapso de 180 días. También pueden hacer esto los países que forman parte del acuerdo: Bélgica, República Checa, Dinamarca, Estonia, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Suiza.

Regulaciones de Austria

Todos los solicitantes de una visa para ingresar a Austria deben presentar sus datos biométricos (diez huellas digitales). Por lo tanto, todos los solicitantes deben programar una cita para presentarse personalmente ante la representación consular que corresponda. Los datos biométricos, junto con los datos proporcionados en el formulario de solicitud de visa, se almacenan en el Sistema de Información de Visas (VIS), lo cual permite a los estados Schengen intercambiar datos entre sí, bajo las regulaciones europeas de protección de los mismos. Los viajeros frecuentes al área Schengen no tienen que hacer nuevos escaneos de huellas cada vez que solicitan una nueva visa. Una vez que los escaneos digitales se almacenan en VIS, se pueden reutilizar para otras solicitudes de visa durante un período de 5 años.

A la hora de solicitar tu visado o de planificar tu viaje a Austria, también debes tener en cuenta lo siguiente:

  • 1.Ten en cuenta que tanto tu nacionalidad o ciudadanía como el pasaporte que posees determinan si debes solicitar una visa o no.
  • 2.Los titulares de pasaportes extranjeros emitidos por los Estados Unidos (EE. UU.), necesitan una visa para Austria.
  • 3.Los titulares de pasaportes de refugiados, pasaportes extranjeros y permisos para reingresar, de forma obligatoria necesitan una visa para Austria.

Atractivos turísticos de Austria

A lo largo de los siglos, los Habsburgo canalizaron una inmensa riqueza para el desarrollo de las bellas artes y la música, construyendo grandes y lujosos palacios. Cuando camines por las calles de las ciudades austríacas, podrás disfrutar no solo de la vida moderna sino también de las obras maestras de Rubens (en el Kunsthistorisches Museum), Klimt y Schiele en el Museo de Viena y de infinidad de artistas anónimos o casi desconocidos, repartidos en pequeños museos y galerías.

El trabajo de los grandes compositores de música clásica como Mozart, Strauss, Mahler, Haydn y Schubert resuenan todos los días en salas de conciertos lujosamente doradas, mientras que los festivales de música como el Festival de Salzburgo y el Bregenzer Festspiele se organizan en escenarios alentadores junto a lagos o montañas.

Viajar para conocer Austria

El viaje realmente es el destino en Austria, conoce los serpenteantes lugares que se esconden en los valles tallados en la profundidad de las montañas, vive la experiencia de andar en ferrocarriles que recorren los Alpes enhebrando los flancos de montañas escarpadas, pasando por glaciares y a través de prados pecosos de flores.

Si lo prefieres, puedes recorrer esos paisajes líricos en bicicleta o ponerte unas botas para recorrer las montañas. Y es que solo en invierno las laderas zumban con esquiadores y huéspedes, mientras que en el verano la mayoría de los visitantes se vuelcan a balsas de agua blanca, ríos y lagos glaciares que brillan como piedras preciosas.

Más allá del barroco

Austria podría evocar visiones de iglesias barrocas parecidas a un pastel de bodas, la sede palaciega de los Habsburgo como Schloss Schönnbrunn y glorias de coronación gótica como el Stephansdom.

Pero el país es más que la suma de su pompa y palacios. Un soplo fresco de aire arquitectónico está barriendo las ciudades, trayendo consigo un feliz matrimonio de lo contemporáneo y lo histórico. Definitivamente, algunos de los íconos más llamativos de Austria son en realidad los modernos edificios que la adornan: el Quartier de los Museos de Viena en los establos imperiales renovados, el Cubo de Rubik gigante que cambia de color que es Ars Electronica en Linz y el Kunsthaus Graz listo para la ciencia ficción.

Y eso es solo en lo arquitectónico, si quieres vivir el turismo de Austria en su máxima expresión, entonces repárate para ver Austria bajo una luz completamente nueva, abre la mente para poder disfrutar su comida y déjate llevar por los mercados de agricultores que te muestran un estilo retro y al mismo tiempo fresco de la nación.